Las columnas pintadas de la Calle Mayor

Si paseáis por la Calle Mayor observaréis que tenemos dos tipos de soportes diferentes: columnas y pilares. Las columnas son las más antiguas, traídas en su mayoría desde la antigua Complutum hacia 1500 por orden del Cardenal Cisneros para sustituir los pies derechos de madera medievales. La mayoría de ellas son de orden toscano aunque hay alguna con volutas corintias e incluso una, en la entrada a la Calle Nueva, que probablemente perteneció a un edificio público de la ciudad romana por su tamaño. Pero hoy impera el pilar, que sustituyó a la mayoría de las columnas en el siglo XIX en los afanes de cierto arquitecto municipal en convertir a la Calle Mayor en una vía digna de un Ensanche de aquel tiempo. ¿Os habéis fijado que algunas columnas tienen aún resto de color?

Columna de orden toscano en la Calle Mayor. Fotografía propia

Columna de orden toscano en la Calle Mayor.
Fotografía propia

Corría mediados de 1986 cuando la Calle Mayor fue peatonalizada y enseguida fue planteada la necesaria remodelación que necesitaba. Así, a lo largo de 1987 y con demasiadas chapuzas como de costumbre, la Calle Mayor cambió de cara: se cambió el asfaltado por el empedrado actual, se cambiaron alumbrado, alcantarillado, acometidas, cajas de registro, acerado e incluso algunas columnas. Y las que no se cambiaron, se limpiaron. Y fue entonces cuando salieron a la luz los colores e incluso decoraciones vegetales que habían quedado ocultas por la roña.

Pero…¿sabéis a qué se deben esos colores? Durante siglos fue costumbre en nuestra ciudad pintar y decorar las columnas de nuestra calle principal para las procesiones religiosas y, en especial, en jueves del Corpus Christi como el de ayer. Algo muy parecido a los mantos de flores tradicionales de multitud de pueblos de toda España pero con el toque propio de nuestras columnas romanas. Y aunque se dejará de hacer tiempo ha como nos dice que los pilares del siglo XIX no tengan rastro alguno de color, aún nos quedan las columnas para recordarnos otra vieja tradición perdida de Alcalá.

Columna toscana con decoraciones ondulantes. Fotografía propia.

Anuncios

Acerca de José Antonio Perálvarez

Licenciado en Historia, Experto en Gestión de la Información, Docente ocasional y Guía Turístico de Cervantalia y Alcalá Bikes. Complutense y amante de nuestra ciudad
Esta entrada fue publicada en Arte Complutense, ¿Sabías qué...?, Secretos de Alcalá, Tradiciones complutenses y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las columnas pintadas de la Calle Mayor

  1. ¡Enhorabuena por el artículo y la información aportada!

    Una pregunta en relación con un pilar de la Plaza de Cervantes, en concreto el que está más próxima al actual Ayuntamiento, que presenta la inscripción “Año de 1854”: ¿qué significa?

    Un cordial saludo: Raimundo Pastor

  2. Pingback: La casa de 1854 | Historias de Alcalá

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s