La fachada de la Universidad de Alcalá: cuerpo superior

El cuerpo superior de la fachada de la Universidad de Alcalá fue construido entre 1548 y 1553 bajo la dirección de Pedro de la Cotera. Por su parte, Rodrigo Gil de Hontañón visitará las obras en 1551 para asistir a la colocación de la galería de ventanas. En esta parte final de la obra trabajarán artistas como Juan de Miera, Juan Guerra, Nicolás de Ribeiro, Andrés de Asola, Cristóbal de Villanueva y Antonio Sánchez. Las obras se dan por terminadas con la colocación de la Cruz el 2 de abril de 1553 y para celebrarlo, Pedro de la Cotera compró dos reales y medio de pólvora para unos cohetes. Una celebración por todo lo alto.

Como ya vimos en el cuerpo inferior y en la planta noble, este nivel tiene numerosos detalles curiosos y simbólicos. Para localizarlos mejor, están numerados.

cuerpo-superior

Detalle del cuerpo superior, en la fotografía de Jean Laurent (ca 1870) BNE

EL ESCUDO IMPERIAL DE CARLOS V (1-10)

En la calle central se nos presenta el gran escudo imperial del emperador Carlos I de España y V de Alemania. Fue tallado por Juan Guerra en 1552, tardando 53 días en realizarlo y utilizando toda la simbología propia del emperador.

Escudo Imperial

Escudo Imperial

En el campo del escudo, todos los territorios gobernados por el monarca. Sobre el escudo, el águila bicéfala representando el imperio español y el Sacro Imperio Romano Germánico.  Por debajo del escudo está el Toisón de Oro, Orden presidida desde Carlos V por los reyes de España. A ambos lados nos encontramos con las Cruces de San Andrés o de Borgoña, símbolo de la Casa de Habsburgo y las Columnas de Hércules. Además, en las cartelas que aparecen a ambos lados del Toisón, aparece el lema de Carlos V y de España desde entonces, el Plus Ultra (más allá en latín) que hace referencia tanto a la conquista americana como a África. También podemos observar las tres coronas: la española sobre la cruz y columna de la derecha, la del Sacro Imperio sobre la cruz y columna de la izquierda y la conjunta de Carlos V sobre el escudo.

LAS ESCULTURAS DE LOS INTERCOLUMNADOS (11-12)

En los intercolumnados que separan el escudo imperial con la galería de ventanas, podemos observar dos esculturas apoyadas en cartelas sujetas por figurillas y bajo sendos escudos del Cardenal Cisneros. Fueron realizadas por Nicolás de Ribeiro, quien las terminó en dos fechas diferentes sin que se sepa indicar cual es cual: una el 10 de julio (tras trece días de trabajo) y la otra el 13 de diciembre de 1551 (tras diecinueve). Ambas son figuras mitológicas y su identificación no queda demasiado clara.

A la izquierda vemos un guerrero con lanza, yelmo y el escudo con la cabeza de Medusa en su mano izquierda. Tradicionalmente se ha interpretado como Perseo, el Héroe griego famoso por cortarle la cabeza a la Gorgona y esposo de Andrómeda. Sin embargo, Isabel Mateo identifica la figura con la diosa Minerva (o Atenea) puesto que esta es una de sus más repetidas representaciones.

Perseo o Atenea guerrera

Perseo o Atenea guerrera (11)

A la derecha podemos observar una figura femenina que se acaricia el cabello con una rama que sostiene en la mano derecha y porta un ave rapaz en la de la izquierda. Tradicionalmente se ha interpretado como Andrómeda, esposa de Perseo en la mitología griega. Isabel Mateo, por otra parte, identifica la figura como la personificación de la Paz o Concordia llevando palma y paloma (aunque el ave no es una paloma). Yo me inclino por identificarla como la diosa griega de la guerra y la sabiduría Palas Atenea (o su equivalente romano Minerva) ya que la rama de olivo y el mochuelo son algunos de sus atributos.

Atenea

Atenea o Paz o Andrómeda (12)

Ambas se han interpretado como símbolos alegóricos de Carlos V, cuyo escudo flanquean, como príncipe sabio y pacifista (una vez terminadas las guerras contra Francia y Túnez). También podrían interpretarse como el esfuerzo y el conocimiento que los estudiantes necesitan para alcanzar el premio final de los grados académicos.

LA GALERÍA DE VENTANAS (13)

A ambos lados del escudo imperial nos encontramos sendas galerías con ventanas. Asentadas en 1551 durante la última visita de Rodrigo Gil de Hontañón, cada una de ellas tiene encima nudos franciscanos. Son diez en total y se pueden interpretar como los diez mandamientos de la Iglesia, simbolizando así que aunque el rey lo es por elección divina está sujeto a sus normas como toda la Humanidad. Por ello están en el mismo nivel.

Galería de ventanas. Fotografía de Antonio Cerezo (1960)

Galería de ventanas. Fotografía de Antonio Cerezo (1960)

LAS GÁRGOLAS (14-27)

Como herencia directa del estilo gótico se nos presentan un total de catorce gárgolas. No es casual su ubicación en la cornisa pues además de su uso de desagüe, estas fuerzas demoníacas están separando lo celestial de lo terrenal, todo lo que hemos visto hasta ahora.
Las dos gárgolas de la calle izquierda y las diez de las tres centrales fueron esculpidas por Juan de Miera entre 1549 y 1551. Las dos de la calle derecha, las que dan a la casa del rector, las realizó Cristóbal de Villanueva durante nueve días en octubre de 1548. Aquí os las presento todas de izquierda a derecha.

DIOS PADRE (28)

En el tímpano del frontón que hay sobre el escudo imperial nos encontramos a Dios Padre. Fue esculpido junto con la guirnalda por Juan Guerra, quien utilizó 52 días entre enero y febrero de 1553. Se nos presenta como Dios Todopoderoso bendiciendo con la mano derecha mientras que protege el orbe terrestre con la izquierda. A su alrededor se encuentran un grupo de querubines.

Dios Padre

Dios Padre

BALAUSTRADA (29)

La balaustrada que culmina la fachada aparece coronada por doce florones o candeleros, apareciendo en las dos grandes de los extremos unas curiosas aves fantásticas, posibles grifos.

Candelero del extremo derecho con las aves fantásticas

Candelero del extremo derecho con las aves fantásticas

Fueron entallados por Juan de Miera con la ayuda de Andrés de Asola entre 1549 y 1553. En ellos encontramos a la segunda figura de la Santísima Trinidad: el Espíritu Santo. Doce son los candeleros con llamas como doce estaban en Pentecostés cuando el Espíritu Santo bajó en forma de lenguas de fuego sobre los once apóstoles y la Virgen María. Por lo tanto, y tal como se ve en fotografías antiguas, los ocho candeleros y la balaustrada de las calles laterales son un añadido de la restauración de 1914, en la que también se cambiaron algunos de los originales debido a su pésimo estado de conservación.

GUIRNALDA Y CRUZ (30-34)

Sobre el frontón, culminando la fachada, encontramos una gran cruz de la que caen guirnaldas con frutas sostenidas por cuatro figuras: a la derecha figuras femeninas y masculinas a la izquierdas; en los extremos jóvenes y erguidos mientras que más cerca de la cruz encontramos ancianos encorvados por el peso de la guirnalda.

Frontón con Dios Padre y, sobre él, la cruz y la guirnalda

Frontón con Dios Padre y, sobre él, la cruz y la guirnalda

Tal y como ya os expliqué con el conjunto sobre la puerta, las guirnaldas de frutas representan el paso del tiempo. Y así es que a través de ella podemos ver lo efímero de la vida, al pasar de la juventud (día y aurora) a la vejez (ocaso y noche) rápidamente. Y tras la vejez, la muerte y la vida eterna representada en la cruz en cuyo interior leemos XPS, abreviatura griega de Christos (Χρίστος). Así se nos enseña que Cristo es el fin de todas las cosas, idea reforzada por otro de los símbolos de Jesucristo que aparece en el interior de la Cruz: la última letra del alfabeto griego, Omega (Ω)

Mientras que la cruz es atribuida por Navascués a Antonio Sánchez (con ciertas reservas), la guirnalda original y sus figuras fueron esculpidas por Juan Guerra, en 1552. Sin embargo, los brazos de la cruz y la guirnalda son reconstrucciones casi completas de la restauración de 1914 ante el lamentable estado de conservación (incluso desaparición podríamos decir) en el que se encontraban.

Con esto terminamos la explicación de la fachada de la Universidad. ¿A qué ahora la veis con otros ojos?

Para conocer más:

Detalle del cuerpo medio, en la fotografía de Jean Laurent (ca 1870) BNE

Detalle del cuerpo inferior, en la fotografía de Jean Laurent (ca 1870)

Anuncios

Acerca de José Antonio Perálvarez

Licenciado en Historia, Experto en Gestión de la Información, Docente ocasional y Guía Turístico de Cervantalia y Alcalá Bikes. Complutense y amante de nuestra ciudad
Esta entrada fue publicada en Arte Complutense, Secretos de Alcalá, Universidad Cisneriana y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La fachada de la Universidad de Alcalá: cuerpo superior

  1. Pingback: La fachada de la Universidad de Alcalá: Historia | Historias de Alcalá

  2. Pingback: La fachada de la Universidad de Alcalá: cuerpo medio | Historias de Alcalá

  3. Pingback: La fachada de la Universidad del Alcalá: cuerpo inferior | Historias de Alcalá

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s