¿Murieron Cervantes y Shakespeare el mismo día?

No es casualidad que el 23 de abril sea el Día del Libro. El promotor de esta fiesta, el editor valenciano Vicente Clavel, tuvo muy claro que debía ser una fecha significativa relacionada con Miguel de Cervantes. Y como el día de nacimiento no estaba claro, propuso el día de la muerte. Su iniciativa, lanzada desde la Cámara del Libro de Barcelona de la que era vicepresidente, caló hasta el punto que tres años después el rey Alfonso XIII firmaba el Real Decreto del Día del Libro. Era el 6 de febrero de 1926. Así nació una fiesta que se internacionalizaría en 1995 cuando la UNESCO señaló el 23 de abril como el Día Internacional del Libro.

Muerte de Cervantes, por Eusebio Planas (1876)

Muerte de Cervantes, por Eusebio Planas (1876)

Pero la UNESCO no se centró solo en Cervantes como hiciera Vicente Clavel. Una de esas casualidades que tiene la Historia es que el 23 de abril de 1616 murieron Miguel de Cervantes y Williams Shakespeare (bueno, y el Inca Garcilaso de la Vega pero de él no voy a hablaros). Pero, a pesar de eso, fallecieron con once días de diferencia. ¿Cómo puede ser?

Williams Shakespeare con su familia (s.XIX)

Williams Shakespeare con su familia (s.XIX)

Como os expliqué en la entrada sobre los últimos días de Cervantes, Miguel no murió el 23 de abril. Tradicionalmente se había considerado que ese fue el día de fallecimiento de Cervantes y por ello Vicente Clavel eligió la fecha para el Día del Libro. De hecho, esa es la razón de que sea el día de entrega del Premio Cervantes. Sin embargo, la documentación nos dice que realmente murió el 22 por la noche y que el 23 fue enterrado, como defendieron reputados cervantistas como Astrana Marín o Jean Canavaggio. Pero bueno, aceptaremos pulpo como animal de compañía. Igualmente es una gran casualidad que el 23 de abril muriera (Shakespeare) y fuese enterrado (Cervantes) dos de los más grandes genios de la literatura universal.

"Agonía de Cervantes", por Eduardo Cano de la Peña (1860) Museo del Prado

“Agonía de Cervantes”, por Eduardo Cano de la Peña (1860)
Museo del Prado

Pero como os decía, murieron el mismo día pero con 11 días de diferencia. Esta paradoja tiene una explicación muy sencilla: mientras que en España ya se había adaptado el calendario gregoriano, en Inglaterra aún seguía en el calendario juliano. Es decir: Miguel de Cervantes fue enterrado el 23 de abril de 1616 del calendario gregoriano y William Shakespeare murió el 23 de abril de 1616 del calendario juliano, que correspondía con el 3 de mayo del gregoriano: 10 días de diferencia.

"Gregorio XIII" por Lavinia Fontana (h. 1580) Promulgó el uso del nuevo calendario, de ahí que reciba su nombre

“Gregorio XIII” por Lavinia Fontana (h. 1580)
Promulgó el uso del nuevo calendario, de ahí que reciba su nombre

Así que sí, Miguel de Cervantes y William Shakespeare volvieron a la tierra el “mismo” día pero, como habéis visto, tiene su pequeño truco. Una curiosa y más que interesante casualidad de esas que a veces nos regala la Historia.

Anuncios

Acerca de José Antonio Perálvarez

Licenciado en Historia, Experto en Gestión de la Información, Docente ocasional y Guía Turístico de Cervantalia y Alcalá Bikes. Complutense y amante de nuestra ciudad
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué...?, Miguel de Cervantes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s