El Convento de la Imagen: Una mano con suerte

Enclavado en la calle de la Imagen se encuentra uno de los palacios más bonitos de Alcalá: el Convento de la Imagen de las Carmelitas Descalzas. Fundado por la beata María de Jesús Yepes en 1563 sobre unas casas donadas por Leonor de Mascareñas, aya de Felipe II, en la actual Plaza de la Victoria. Fue el segundo convento de la Orden reformada por Santa Teresa de Jesús quien lo visitó en hasta tres ocasiones y coincidió en la clausura con Sor Luisa de Belén de Cervantes, hermana de Miguel.

Leonor de Mascareñas

Leonor de Mascareñas

Aunque el convento no se encuentra en su edificio ni localización original, sus muros guardan muchas historias y curiosidades como la del Cuadro de la cantarilla de miel, así como auténticas joyas arquitectónicas: estamos hablando de un palacio renacentista atribuido al afamado Alonso de Covarrubias, quien también había trabajado en el Palacio Arzobispal por orden de los arzobispos Fonseca y Tavera.  ¿Cómo llegaron las monjas a ocupar un palacio nobiliario renacentista?

Portada del Convento de la Imagen (h.1930) Archivo Moreno, IPCE, MCED.

Portada del Convento de la Imagen (h.1930)
Archivo Moreno, IPCE, MCED.

Para conocer esta historia, debemos adentrarnos ene el tercer tomo de Historia de la ciudad de Compluto (1725-28) de Miguel de la Portilla que trata sobre el Convento de la Imagen. En él cuenta que a finales de 1575, las viejas casas donadas por Leonor de Mascareñas se habían quedado pequeñas. Surgió entonces la posibilidad de comprar un antiguo caserón nobiliario en la calle de la Imagen a doña Luisa de Muñatones por una cantidad bastante exigua para la calidad del edificio (2800 ducados) que fueron costeados con la venta del primitivo convento. Así, el 6 de febrero de 1576, las carmelitas descalzas se trasladaron a su segundo y definitivo asentamiento. Hasta aquí nada destacable, si no fuera por cómo explica el historiador que llegó el caserón a dicha persona:

Paró despues esta possession en doña Luisa Muñatones, viuda y heredera, por una hija, de Eugenio Ramírez de Peralta, Señor de las Villas de Lixalcoda, á cuyo poder vinieron las casas á fuerça de que la suerte le acudió una noche en el juego á cierta persona, que las ganó, según las Madres han oido siempre dezir.

Sepulcro con estatuas orantes de D. Eugenio Ramírez de Peralta y Dª Luisa de Muñatones (s.XVI) Capilla de la Asunción, Parroquia de San Pedro, Villaescusa de Haro. Fotografía Patronato de Desarrollo Provincial. Diputación Provincial de Cuenca

Sepulcro con estatuas orantes de Eugenio Ramírez de Peralta y Luisa de Muñatones (s.XVI)
Capilla de la Asunción, Parroquia de San Pedro, Villaescusa de Haro.
Fotografía Patronato de Desarrollo Provincial. Diputación Provincial de Cuenca

Es decir: el marido de Luisa Muñatones ganó el palacio a las cartas. Y probablemente a Juan de Arenillas, propietario del edificio durante largo tiempo. Portilla dice de él que era caballero muy hacendado, vecino de esta ciudad […] tenía en la calle de la Imagen unas casas principales, cuya grandeza denota la portada, que dura en la principal hasta hoy y lo es de la iglesia deste convento. Astrana Marín, en su obra sobre Cervantes, publicó documentos inéditos fechados en 1542 referentes a la localización de la casa de Juan de Cervantes, abuelo de Miguel, y el nombre de Arenillas aparece como dueño del palacio. Así que se puede entender que, tras muchos años asentado en ese palacio y quien sabe si siendo el que contrató a Covarrubias para realizar la fachada, claustro y escalera, lo perdió por culpa del juego. Sin familia ni herederos, vendió el resto de sus bienes y marchó a América, donde falleció. Las últimas palabras de Portilla sobre el desafortunado Arenillas son un chiste realmente malo, pero ahí queda:

Al fin, donde fué el mar fueron las arenas

Escalera del Convento de la Imagen. Alonso de Covarrubias (h.1545) Archivo Moreno. IPCE. MCED

Escalera del Convento de la Imagen, antigua casa de Juan de Arenillas. Obra de Alonso de Covarrubias (h.1545)
Archivo Moreno. IPCE. MCED

Por cierto. Tradicionalmente se ha dicho que perteneció a los Marqueses de Lanzarote pero es un error. Para empezar, el Marquesado se creó en 1584 cuando las monjas ya llevaban 8 años asentadas en el viejo caserón. Además, ninguno de los Señores o Condes de Lanzarote (títulos del mayorazgo antes de conseguir el de Marqués) tuvo relación alguna con Alcalá sino que parece ser que eran oriundos de Sevilla. De hecho, tenemos que irnos hasta el III Marqués de Lanzarote Don Agustín de Herrera y Rojas, quien lo fue entre 1598 y 1631, para encontrar alguna relación con nuestra ciudad y solo a través de su matrimonio con Doña Luisa Bravo de Guzmán, quién le sucedería como IV Marquesa de Lanzarote. Esta Doña Luisa era descendiente por su abuelo paterno de los Guzmán Herrera y de los Hurtados de Mendoza, dos importantes casas nobiliarias asentadas en Alcalá durante el siglo XV. La información que nos aporta sobre ellos tanto Miguel de la Portilla (aunque este llama Pedro Guzmán de Herrera al Marqués) como Juan de la Barreda en su Viejas familias de Alcalá de Henares (2003) me hace pensar que el matrimonio vivió en Alcalá: eran patrones de la Capilla Mayor del Convento de San Diego donde fueron enterrados, eran los dueños del Molino de las Armas que había sido comprado por el tatarabuelo de la Marquesa en 1480 y debieron poseer las casas del mayorazgo familiar en la Calle Escritorios. Pero como veis, ninguna relación con el palacio de la Calle de la Imagen. Lo sé, este párrafo es un poco peñazo. Pero es necesario dar datos cuando quieres demostrar que es falso lo que tradicionalmente se ha aceptado como cierto.

Escalera del Convento de la Imagen. Obra de Alonso de Covarrubias (h.1545) Archivo Moreno. IPCE. MCED

Escalera del Convento de la Imagen. Obra de Alonso de Covarrubias (h.1545)
Archivo Moreno. IPCE. MCED

¡Qué malo es el juego!

Anuncios

Acerca de José Antonio Perálvarez

Licenciado en Historia, Experto en Gestión de la Información, Docente ocasional y Guía Turístico de Cervantalia y Alcalá Bikes. Complutense y amante de nuestra ciudad
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué...?, Secretos de Alcalá y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El Convento de la Imagen: Una mano con suerte

  1. Estupendo, José Antonio:

    El párrafo “peñazo” (que no es tal; yo diría que es denso por necesidad historiográfica) me ha desvelado una pregunta que mentalmente me estaba haciendo al inicio de la lectura . . . Siempre había relacionado (por error de fuente) este insigne inmueble con los Marqueses de Lanzarote; ahora ya conozco algo más de este noble edificio; lo que me encantaría es poder verlo por dentro algún día . . .

    Muy interesante

    ¡Gracias!

    • ¡Gracias David! Yo también, por eso cuando me metí a investigar me sorprendió mucho ver que no era así. Por cierto, no me he olvidado de la pregunta sobre los Arzobispos. En un rato te doy respuesta 🙂

      • No te preocupes; sin prisa; es para tener efemérides para mi página del Palacio Arzobispal en FB, que ya veo que sigues también . . . ¡Gracias! Muy amable . . . Nos vemos el sábado. Un abrazo

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s