Colegios de la Universidad de Alcalá. Los No Cisnerianos: Colegios Seculares

COLEGIOS NO CISNERIANOS: LOS COLEGIOS SECULARES O DE LAS NACIONES

Tras haber hablado de los colegios cisnerianos y de los colegios-convento,  terminamos la trilogía con los colegios seculares. Estas 18 instituciones (si contamos al de Cantabria) fueron fundadas por particulares alentados por ciertas disposiciones del Concilio de Trento. Fueron muy heterogéneas pero con algo en común: no estaban en los planes de Cisneros ni pertenecían a órdenes religiosas. Además, la mayoría se crearon para estudiantes pobres y sus becas estaban destinadas a una procedencia concreta por deseo de sus creadores, que podía ser social o geográfica, siendo estos últimos los llamados Colegios de las Naciones.


Así que, sin más dilación, os presento aquellas antiguas residencias de estudiantes que fueron los colegios seculares.

Real Colegio Menor de San Felipe y Santiago o del Rey (1551-1843)

Antiguo Colegio del Rey, hoy Instituto Cervantes. Fotografía José Antonio Perálvarez

Antiguo Colegio del Rey.
Fotografía de José Antonio Perálvarez

El Colegio del Rey fue fundado por Felipe II en 1551 para un total de dieciséis colegiales teólogos y juristas todos ellos hijos de trabajadores y sirvientes de la Corte, aunque en 1560 ya contaba con 40 becas. El rey lo fundó como pago del dinero que enajenó su padre, Carlos V, a la Universidad tras las Comunidades, un total de 25 millones de maravedises. Atribuido a Juan Gómez de Mora y emplazado desde el principio en la Calle Libreros, el edificio del colegio fue terminado en 1669. De hecho, en la fachada aparece el escudo de Felipe III, quien gobernaba en el momento en el que se termina el frente del edificio. Tras el cierre de la Universidad en 1836, fue incorporado definitivamente a la Universidad de Madrid en 1843. Por este colegio pasaron estudiantes como el historiador Ambrosio de Morales, Antonio Pérez (secretario de Felipe II y figura principal en el asesinato de Escobedo) y el ilustre escritor Francisco de Quevedo. En la actualidad, su edificio es la sede principal del Instituto Cervantes.

Colegio Menor de San Juan Bautista o de los Vizcaínos (1563-1664)
El Colegio de Vizcaya fue fundado el 10 de enero de 1563 por el Maestro Juan Sáenz de Ocariz, antiguo colegial del Mayor de San Ildefonso y canónigo de la Magistral, para un número indeterminado de colegiales pobres provenientes del Señorío de Salvatierra (Vizcaya), aunque nunca fueron más de tres. No se puso en marcha hasta 1594, años después de la muerte del fundador. Asentado en la Calle Libreros, debido a su cada vez más menguantes rentas fue anexionado al Colegio de los Verdes en 1664. Su edificio fue reformado, perdiendo las fachadas del colegio y capilla, y largo tiempo fue Posada de los Caballeros. En la actualidad son viviendas particulares.

Colegio Menor de Santiago o de los Caballeros Manriques (1567-1843)

Al final de la tapia estuvo situado el Colegio de los Manriques. Fotografía José Antonio Perálvarez

Al inicio de la tapia estuvo situado el Colegio de los Manriques.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio Menor de Santiago, uno de los dos colegios para nobles que hubo en la Universidad de Alcalá, fue fundado en 1567 por don García Manrique de Luna y Lara, Capellán de SM y futuro arzobispo electo de Tarragona, para que en él estudiaran hasta doce colegiales elegidos entre cinco de las casas de los Manrique. Sin embargo, nunca hubo más de cuatro colegiales a la vez. Se asentaron en unas casas y en el antiguo Colegio de Serna situados en la Calle Colegios, entre los colegios de Mercedarios y de Dominicos,  sobre los que construyeron su iglesia (1567-1674), llamada del Santo Crucifijo y donde se enterró al fundador tras su muerte en 1576, y el Colegio (1576-1646). En 1803 el edificio fue convertido en cuartel, trasladándose la comunidad colegial al antiguo colegio de los Manchegos. Allí permanecería hasta 1843 cuando, siete años después del cierre de la Universidad de Alcalá, es incorporado a la universidad madrileña y se cierra definitivamente. Su miembro más destacado, aunque no como colegial, fue el insigne Lope de Vega. El edificio del Colegio de los Manriques debió ser derribado en el siglo XIX o principios del siglo XX, situándose actualmente en su solar parte de las dependencias de nueva construcción del Hotel Parador de Santo Tomás.

Colegio Menor de San Cosme y San Damián o de Mena (1568-1759)

Antiguo Colegio de Mena, según Vicente Fernández. Fotografía José Antonio Perálvarez

Antiguo Colegio de Mena, según Vicente Fernández.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio de San Cosme y San Damián fue fundado en 1568 por el Dr. Fernando de Mena, Catedrático de Prima de Medicina en la Universidad y Médico de Cámara de Felipe II, con becas para ocho colegiales que debían ser parientes suyos o procedentes de Socuéllamos y su comarca (Cuenca). Su edificio estuvo situado casi al final de la Calle Libreros, colindante al de los Verdes y enfrente de los Jesuitas. Debido a las pingües rentas con las que contaba, fue absorbido por el Colegio de San Clemente Mártir en 1759.

Colegio Menor de San Jerónimo o de Lugo (1580-1781)

Antiguo Colegio de Lugo. Fotografía José Antonio Perálvarez

Antiguo Colegio de Lugo.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio de Lugo fue fundado en 1580 por D. Fernando de Velosillo, obispo de Lugo y antiguo estudiante de Alcalá, para un total de diez colegiales teólogos y artistas: dos procedentes del obispado de Lugo, dos para su familia y hasta seis procedentes de los obispados de Segovia, Osma y Sigüenza. Su asentó en la Calle Santiago haciendo esquina con la Calle Nueva hasta que en 1781 fue anexionado al Colegio de Málaga. Su colegial más ilustre fue el obispo Juan José de Escalona, fundador de la Universidad de Caracas. Su antigua sede, en la actualidad, comparte diversos usos como el de vivienda, local de hoy e incluso una parte pertenece al Convento de la Imagen.

Colegio Menor de Santa María de la Regla y de los Santos Justo y Pastor o de León (1586-1781)

Antiguo Colegio de León. Fotografía José Antonio Perálvarez

Antiguo Colegio de León.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio de León fue fundado el dos de enero de 1586 por D. Francisco Trujillo, obispo de León y antiguo colegial del Mayor de San Ildefonso, para seis colegiales artistas y teólogos: uno procedente de la diócesis de León, otro de la de Sigüenza y cuatro de Castilla la Vieja. Asentado en la Calle Libreros, el mal uso de sus rentas hizo que jamás tuviera el funcionamiento deseado por el fundador y acabó siendo incorporado al Colegio de Málaga en 1781. Su edificio es actualmente la sede de la Escuela de Postgrado de la Universidad de Alcalá.

Colegio Menor de Santa Catalina Mártir o de los Verdes (1586-1843)

Antiguo Colegio de los Verdes Fotografía José Antonio Perálvarez

Antiguo Colegio de los Verdes
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio de los Verdes, el otro colegio nobiliario de Alcalá, fue fundado en 1586 por Doña Catalina de Mendoza, hija de los Condes de Coruña y sobrina del Cardenal Cisneros, para un total de ocho colegiales en su mayoría elegidos por los patrones del Colegio. Asentados al final de la Calle Colegios, en el lugar donde se situaron los Basilios posteriormente, se trasladaron a su ubicación definitiva de la Calle Libreros en la segunda mitad del siglo XVII. De hecho, sabemos bien poco de la construcción de su colegio y debemos deducir que debió estar completamente construido antes de 1681, cuando se hace obras de ampliación. El sobrenombre del Colegio se debía al color verde del manto que usaban sus colegiales. Tuvo varias incorporaciones a lo largo de su vida que hizo aumentar su número hasta un total de dieciséis: en 1663 absorbe al Colegio de Tuy, en 1664 al Colegio de Vizcaínos y en 1779 los Colegios de Sevillanos y de Manchegos, el cual había absorbido previamente a los Colegios de Magnes y de Mena. Su cierre se produciría en 1843, siete años después del fin de la Universidad de Alcalá, cuando es incorporado a la Universidad de Madrid. Desde entonces, en el colegio se sitúan casas de vecindad y su iglesia es una conocida cafetería de la ciudad.

Colegio Menor de San Clemente Mártir o de los Manchegos (1589-1779)

Antiguo Colegio Menor de los Manchegos. Fotografía José Antonio Perálvarez

Antiguo Colegio de los Manchegos.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio de los Manchegos fue fundado en 1589 por García de Loaysa, antiguo estudiante de la Universidad de Alcalá y futuro arzobispo de Toledo, para un total de veinte colegiales teólogos procedentes de la Mancha. Debido a su mal funcionamiento, el Dr. Sebastián Martínez de Tribaldos, Prior de Roncesvalles, lo refunda en 1620 y lo vuelve a dotar para seis colegiales. Compró unas casas en la Calle de la Justa, hoy Calle de Santa Úrsula, para contruir el edificio que fue terminado en 1626. Con el paso del tiempo acabó absorbiendo a los otros dos colegios para manchegos que había en la Universidad: Magnes (1641) y Mena (1759). Finalmente, fue incorporado al Colegio de los Verdes en 1779 en la reforma de Rojas. En él estudió un arzobispo de Toledo, el Dr. Francisco Valero y Losa. Su edificio estuvo ocupado por el Colegio de los Caballeros Manriques entre 1803 y 1843. En la actualidad, el edificio lo ocupa una famosa peluquería.

Colegio Menor de San Lucas Evangelista o de Magnes o de estudiantes manchegos (1593-1641)

Espacio que ocupó el Colegio de Magnes, según Astrana Marín. Fotografía José Antonio Perálvarez

Espacio que ocupó el Colegio de Magnes, según Astrana Marín.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio de Magnes fue fundado el 25 de junio de 1593 por el licenciado Marcos Rodríguez, clérigo prebendado, para que en él vivieran cuatro colegiales provenientes la mayoría de Huete y Alcohujate (Cuenca). Se situó en la Calle de los Caballeros, actual Calle de la Trinidad, y en su portada se podía leer la inscripción Magnes amoris amor (El amor es imán del amor) del que venía su sobrenombre. En 1641 se fusionó con otro de los colegios para manchegos, el de San Clemente, y en 1781 ambos serían unidos al Colegio de los Verdes. Es muy probable que el edificio de Magnes fuera comprado y derribado por los Caracciolos después de 1641 pues existe una referencia documental en la que se habla que los clérigos compraron casas colindantes al Colegio de San Lucas para construir su edificio colegial, Colegio que hoy ocupa toda la manzana.

Colegio Menor de Santa Justa y Santa Rufina o de Rufinos o de Sevillanos (1607-1779)

Antiguo Colegio de Rufinos. Fotografía José Antonio Perálvarez

Antiguo Colegio de Rufinos.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio de Rufinos fue fundado en 1607 por Lucas González de Miedes, racionero de la Catedral de Sevilla, para un total de doce colegiales de Teología y Cánones. Se asentó en un antiguo palacio nobiliario de la Calle de la Victoria que había sido cedido en testamento por Doña Juana de Mendoza y Zúñiga para fundar en él el Convento de dominicas de Santa Catalina. Sin embargo, las monjas solo estuvieron seis años en el palacio (1598-1604) pues se acabaron trasladando a su ubicación actual, vendiendo el edificio al fundador del colegio. Como tantos colegios universitarios, acabó pasando penurias por la disminución de sus rentas y en 1779 fue anexionado al Colegio de los Verdes. Su colegial más famoso fue D. Miguel de la Portilla y Esquivel, historiador de Alcalá y canónigo de la Magistral. El edificio fue palacio de la familia Lizana desde 1780 a 1860 y en la actualidad está ocupado por dependencias municipales.

Colegio Menor de San Ciriaco y Santa Paula o de Málaga (1611-1843)

Antiguo Colegio de Málaga. Fotografía José Antonio Perálvarez

Antiguo Colegio de Málaga.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio de Málaga fue fundado en 1611 por D. Juan Alonso de Moscoso, obispo de Málaga y antiguo colegial de la Madre de Dios, para quince colegiales: doce para estudiantes de Teología y tres de Cánones. La procedencia de estos era diversa: ocho debían ser del arzobispado de Toledo, uno de la diócesis de Málaga, una a Castilla La Vieja, una a La Mancha y cuatro de libre designación. En 1610 se había comprado un solar en la Calle Colegios a los Padres Agustinos para la construcción del Colegio (1623-1684), quizás trazado por Juan Gómez de Mora, viviendo los estudiantes en unas casas de la Plaza del Mercado durante parte de la misma. En 1781 recibió la incorporación de los colegios de Lugo, León y Aragón. Tras el cierre de la Universidad de Alcalá en 1836, aún pervivió siete años más hasta que fue incorporado a la Universidad de Madrid y cerrado. Fue uno de los colegios más prolíficos e importantes y de ella salieron numerosas personalidades. Su edificio, que tuvo diversos usos en los siglos XIX y XX, es la sede de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Alcalá.

Colegio Menor de San Martín y Santa Emerenciana o de Aragón (1611-1781)

Antiguo Colegio de Aragón. Fotografía José Antonio Perálvarez

Antiguo Colegio de Aragón.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio de Aragón fue fundado en 1611 por el Dr Martín Terrer de Valenzuela, entonces obispo de Teruel y antiguo colegial del Mayor de San Ildefonso, para un total de doce colegiales teólogos provenientes de Aragón. Ya en 1611 se habían comprado unas casas principales en la Calle Santiago para convertirlas en Colegio, realizándose reformas varias veces como la acontecida entre 1673 y 1679. La grave disminución de sus rentas y, por ende, del número de estudiantes en el siglo XVIII provocaron que fuera unido al de Málaga en 1781, cerrándose definitivamente. En el edificio se asentarían posteriormente los Mercedarios Calzados al haberse derribado su Colegio, como ya contamos. Hace pocos años, una constructora reformó profundamente el edificio para crear viviendas y aunque se ha intentado recuperar su fisionomía original con la recreación de los torreones, se perdieron para siempre algunos de los pocos detalles originales del mismo.

Colegio Menor de pobres de Cantabria (1617-¿?)
Completamente desconocido, lo único que sabemos de él es que en el año de 1617 se dispuso la creación de un colegio para colegiales pobres provenientes de aquella zona. La falta de noticias hace que se pueda pensar en una institución de vida efímera, si es que la llegó a tener.

Colegio Menor de los Santos Justo y Pastor o de Tuy (1619-1663)

Antiguo Colegio de Tuy. Fotografía José Antonio Perálvarez

Antiguo Colegio de Tuy.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio de Tuy fue fundado el 21 de junio de 1619 por D. Juan García de Valdemora, obispo de Tuy y antiguo colegial del Mayor de San Ildefonso, para dos colegiales y un fámulo: uno de El Casar, uno del arzobispado de Toledo y otro a elección de los patronos. Se asentaron en unas casas compradas por el fundador en la actual calle del Arcipreste de Hita, esquina con la Calle de los Hornos (actual Calle Tenorio). Sin embargo, las rentas no debieron ser suficientes para que la institución tuviera una vida desahogada y en 1663, durante la reforma de García de Medrano, fue absorbido por el Colegio de los Verdes. Se reservaron seis becas en él para los de Tuy: dos colegiales de la archidiócesis de Toledo, dos del resto de diócesis castellanoleonesas y dos para El Casar, la localidad natal de Juan García de Valdemora. El edificio sufrió un incendio en 1847 y en la actualidad son casas vecinales.

Seminario de San José o Pupilaje de Ávila o de Monteleón (1619-¿?)

Antiguo Seminario de Talavera. Fotografía José Antonio Perálvarez

Antiguo Seminario de Ávila.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Seminario de San José fue fundado el 20 de abril de 1619 por el licenciado Juan Díaz Gutiérrez, antiguo colegial del Mayor de San Ildefonso, para que en él vivieran, y se formaran como sacerdotes, colegiales pobres provenientes de Ávila. Se asentó sobre dos casas en la Calle del Rastro Viejo, hoy Calle Diego de Torres, enfrente de la Parroquia de Santiago. Desaparece a finales del siglo XVIII, según Demetrio Calleja. En la actualidad, su edificio son casas de vecinos.

Real Colegio Menor de San Jorge o de San Patricio o de Irlandeses (1645-1785)

Antiguo Colegio de los Irlandeses (1963) Fotografía Baldomero Perdigón

Antiguo Colegio de los Irlandeses (1963)
Fotografía Baldomero Perdigón

En Alcalá podemos hablar de hasta tres colegios para irlandeses:
– En 1626, Don Francisco de Tejada y Mendoza presentó un proyecto que no llegó a materializarse.
– En 1630, el sacerdote John O’Neill, Richard Gold y Teobaldo de Burgos fundaron el Seminario de San Patricio. Asentado extramuros, en la actual calle Don Juan I, y con una existencia tumultuosa, fue cerrado tras la muerte de O’Neill en 1641.
– El definitivo Colegio de los Irlandeses fue fundado en 1645 por el barón portugués Jorge de Paz y Silveira. En su testamento dejó encargado a su mujer, Beatriz de Silveira, que levantara un colegio en Alcalá en el que se formaran en Teología estudiantes de Irlanda, Flandes y Holanda. El edificio de la Calle Escritorios comenzó a construirse en 1652. Durante el reinado de Carlos III pasó a estar bajo patronato real y en 1771 se ordena que sus estudiantes fueron trasladados al Colegio de Irlandeses de Salamanca, lo que no fue efectivo hasta 1785.  Tras haber sido palacio nobiliario, en la actualidad es la sede de Lingua-Universidad de Alcalá, el centro universitario para la enseñanza del castellano a extranjeros de la UAH.

Colegio Menor de San Justo y Pastor o de los Seises o de los Infantes (1702-1842)

A la izquierda, antiguo Colegio de los Seises

A la izquierda, antiguo Colegio de los Seises. Fotografía José Antonio Perálvarez

El Colegio de los Seises fue fundado el 22 de agosto de 1702 por los doctores José Beno del Rey, abad de la Magistral, y Antonio Escudero de Roza, maestrescuela de la misma, para doce colegiales jóvenes estudiantes de gramática, canto y música, siendo el sochantre quien se encargaba de su cuidado. Estos niños cantores, seis “titulares” y seis “aprendices”, estaban obligados a asistir cada día al coro de la Magistral acompañando a los músicos de la capilla. Asentados en tres casas del callejón que hoy lleva su nombre, muy cercano a la Magistral, se cerró temporalmente a principios del siglo XIX y en 1842, poco después del cierre de la Universidad. Actualmente, su edificio son casas vecinales.
Tuvo una segunda etapa no universitaria y es que en 1878 sería reabierto tras ganar un pleito al Estado por las rentas, asentándose en Santa María la Rica. Finalmente, en 1907 se transforma en seminario.

Seminario de Nuestra Señora de Prado o de Talavera (1703-¿?)

Edificio que ocupa el solar del antiguo Seminario de Ávila. Fotografía José Antonio Perálvarez

Edificio que ocupa el solar del antiguo Seminario de Talavera.
Fotografía José Antonio Perálvarez

El Seminario de Talavera fue fundado el 5 de octubre de 1703 por los testamentarios de Antonio de la Barreda para que en él vivieran colegiales pobres naturales de Talavera de la Reina. Se asentaron en una casa que compraron en la Calle Libreros, esquina la Calle del Bedel. Prácticamente desconocido, Demetrio Calleja nos dice de él que tuvo corta existencia. En la actualidad, en el solar del seminario se levanta un edificio moderno en el que hay una sucursal de un banco aragonés.

________________________________________________________________

Y con esto, terminamos los colegios de la Universidad de Alcalá. He intentado hacer una breve reseña de cada uno, sin entrar en su vestimenta (que irá en una entrada aparte), cuantía de las rentas y otros menesteres que abordaré cuando los trate individual y más extensamente.
Espero que os hayan servido para conocer un poco mejor nuestra ciudad y la antigua universidad.

Notas:
– Hay investigadores que consideran 1843 como la fecha de cierre de la mayoría de los colegios seculares. Bajo mi punto de vista, cuando una institución es absorbida por otra y deja de tener independencia e incluso edificio propio, termina su existencia. Un ejemplo práctico: ¿Podemos considerar que el Estudio que fundó Carrillo en el Convento de San Diego perduró hasta 1836 solo porque fueron incorporadas sus cátedras a la Universidad de Cisneros? Creo que nadie diría que sí. Entonces, ¿Tiene sentido decir que una decena de colegios menores pervivieron hasta 1843 cuando dos colegios en dos edificios (Málaga y Verdes) aglutinaron a la mayoría de ellos? Yo creo que no.

Anuncios

Acerca de José Antonio Perálvarez

Licenciado en Historia, Experto en Gestión de la Información, Docente ocasional y Guía Turístico de Cervantalia y Alcalá Bikes. Complutense y amante de nuestra ciudad
Esta entrada fue publicada en Universidad Cisneriana y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Colegios de la Universidad de Alcalá. Los No Cisnerianos: Colegios Seculares

  1. Pingback: Los Colegios de la Universidad de Alcalá: Colegios-Convento | Historias de Alcalá

  2. Pingback: Ser un gorrón | Historias de Alcalá

  3. Pingback: Los Colegios de la Universidad de Alcalá: Colegios Cisnerianos | Historias de Alcalá

  4. José Antonio:
    he creado una página resumen con todos los colegios históricos de la Universidad de Alcalá (https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Colegios_hist%C3%B3ricos_de_la_Universidad_de_Alcal%C3%A1) a partir, principalmente, de tus tres artículos sobre este tema. Realmente es difícil clasificar los colegios, por lo que he añadido un “cajón de sastre” creando un nuevo grupo: “Instituciones no colegiales”. Me falta incluir algunas fotografías. Si en su contenido consideras oportuno hacer alguna modificación, no lo dudes, hazlo tú mismo o indícamelo para incorporar los cambios.
    Un cordial saludo: Raimundo Pastor

  5. Sobre indumentaria académica de los colegiales de la Universidad de Alcalá, por favor mira https://es.wikipedia.org/wiki/Universidad_de_Alcal%C3%A1_(hist%C3%B3rica)#Colegiales que sin duda se enriquecerá con el artículo que tienes previsto redactar.
    Un cordial saludo: Raimundo Pastor

  6. Una consulta: He leído que el Colegio de los Manriques se asentó sobre el “Colegio de Serna”. ¿Qué tipo de institución era? ¿quizás otro colegio menor?.
    Un cordial saludo: Raimundo Pastor

    • ¡Buenas!
      Cuando lo leí me picó el gusanillo y busqué y rebusqué en publicaciones y no logré aclararme. Sólo lo mencionaban pero nada más. A falta de meterme en el AHN, que lo haré, por ahora me inclino más por pensar en una especie de pupilaje que por un colegio como tal. Pero habrá que investigarlo más a fondo.

      Un saludo!

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s