La profecía de San Vicente Ferrer

Tras unos días bastante liado y sin publicar nada, hoy os traigo una de esas historias semilegendarias de nuestra ciudad: la profecía de San Vicente Ferrer.

San Vicente Ferrer fue uno de los teólogos y predicadores más importantes de finales del s.XIV y principios del s.XV. Durante gran parte de su vida estuvo muy involucrado, políticamente hablando, en el “Cisma de Occidente”, apoyando al Papa de Avignon frente al Papa romano. Sin embargo, en torno a 1412 dejó todo para dedicarse a las misiones, recorriendo gran parte de Europa.

Corría el año de 1416 y San Vicente Ferrer, seguido por la gran comitiva de fieles que le acompañaba, decidió dejar las tierras de Guadalajara donde había estado predicando para dedicarse a Toledo. La primera gran parada de ese trayecto debía ser Alcalá, dónde podría predicar y pedir limosna y alimento y ser recibido por el arzobispo Don Pedro de Luna, sobrino del Papa Luna del que el santo había sido consejero. Sin embargo, cuando llegó a la altura de nuestra ciudad se paró, la miró en la lejanía y pronunció una sentencia:

Complutum puteus iniquitatum”

Es decir: Alcalá, serás arrojada a un pozo. Tras decir esto, continuó su camino sin para en la entonces villa alcalaína. A muchos les extrañó que profetizara la ruina de Alcalá y más por la cercanía con la familia del arzobispo.

Debió de pasar un siglo para que las palabras de San Vicente Ferrer fueran recordadas. Corría septiembre de 1516 cuando Alcalá sufrió una de las peores inundaciones de su historia. Con el paso de los días, la situación no hacía más que empeorar y fue cuando algunos comenzaron a recordar las palabras del santo valenciano. Fue entonces cuando un monje franciscano del Convento de San Diego, fray Juan Gómez, golpeó tres veces el suelo del patio del convento con una barra y, milagrosamente, se abrió un gran agujero por el que se acabaron marchando todas las aguas. Según cuenta la tradición, aquel agujero no se cerró al momento sino que pervivió cierto tiempo, quizás como forma de recordar aquella terrible inundación que sufrió Alcalá.

¿Profecía¿ ¿Historia real? ¿Tradición? ¿Mito? ¿Leyenda? Eso queda a vuestra completa decisión.

Anuncios

Acerca de José Antonio Perálvarez

Licenciado en Historia, Experto en Gestión de la Información, Docente ocasional y Guía Turístico de Cervantalia y Alcalá Bikes. Complutense y amante de nuestra ciudad
Esta entrada fue publicada en Leyendas de Alcalá y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s