El amor imposible del Cardenal Mazarino

Al hilo del refrán que os conté el otro día, hoy os traigo una historia de amor estudiantil cuyo protagonista llegó a ser una de las personas más poderosas de la Europa del siglo XVII. Pero primero, pongamos sobre la mesa los antecedentes.

Giulio Mazzarini no llegó a Alcalá por casualidad. A pesar de una brillante y cuidada formación dentro del colegio jesuita de Roma, al final de la adolescencia comenzó una vida díscola basada en el juego, donde era realmente bueno. Vestía con opulencia y no le sonrojaba tener que empeñar sus ropas y joyas de cara a poder recuperar lo perdido. Sus padres, Pietro Mazzarini y Hortensia Bufolini, veían con preocupación la vida que llevaba su hijo y recurrieron al Condestable Próspero Colonna, a cuyo servicio estaban, para intentar remediar la situación. Uno de los hijos del Condestable, Girolamo Colonna, iba a venir a estudiar a la Universidad de Alcalá por lo que se decidió que Giulio le acompañara.

Así pues, en 1618, los dos jóvenes italianos llegan a Alcalá y comienzan sus estudios de Derecho Canónico, a la vez que se forman en diplomacia en la Corte. Giulio sería el que más aprovecharía su estancia en España: aprendería el castellano a la perfección, se inicia en las intrigas políticas que tan alto le harían llegar y se destaca en los estudios. Pero esto no significaba que hubiera dejado de lado su afición al juego a pesar de las continuas reprimendas de su amigo Girolamo. Y aquí es donde empieza esa historia de amor.

Por lo que fuera, en Alcalá no se le daba tan bien el juego. Tras una racha de mala suerte, se vio obligado a pedir dinero a un caballero llamado Nodaro, con el que acabaría entablando una amistad. Este, conociendo la alta posición del joven italiano, le presentó a su hija, una joven muy bella, con la intención de que se acabaran casando. Fue un verdadero flechazo en el que ambos se enamoraron perdidamente y decidieron casarse. Corría el año de 1622 y el joven Mazzarini apenas contaba con 20 años. Giulio acudió a su amigo Girolamo a pedirle permiso para contraer matrimonio con la joven, pues estaba a su servicio. El Colonna, quien no veía con buenos ojos que su amigo se casara tan joven con la hija de un prestamista jugador y se apagara el prometedor futuro que le esperaba, fingió que aprobaba su decisión y le rogó que antes de celebrar la boda realizara un último encargo de vital importancia. Le dijo que tenía que llevar una carta a Roma para su padre cuya importancia era tal que no podía enviarse por cualquier correo.
Lo que el joven Mazzarini desconocía era que lo que realmente contenía la carta era el relato de la historia de amor y de las intenciones del galán y la recomendación de que no volviera a Alcalá. Cuando leyó la misiva, el Condestable recriminó a Giulio Mazzarini por sus actos e intenciones y le prohibió volver a España.

Así terminó la historia de amor de juventud de Giulio Mazzarini. Con el tiempo, ya doctorado por la Sapienza de Roma, Julio Mazarino (como era conocido en España) se convirtió en uno de los mejores diplomáticos de Europa, primero al servicio del Papa y luego para el rey francés. Convertido en Cardenal, sucedería al Cardenal Richelieu como Valido de Luis XIII, siéndolo también durante la minoría de edad de Luis XIV. Por lo tanto, una de las personas más poderosas de la Europa del XVII.

Y todo ese futuro de poder estuvo a punto de verse truncado por una historia de amor adolescente e imposible con una joven alcalaína.

Retrato del Cardenal Mazarino por Pierre Mignard (1658-1660). Museo de Chantilly

Anuncios

Acerca de José Antonio Perálvarez

Licenciado en Historia, Experto en Gestión de la Información, Docente ocasional y Guía Turístico de Cervantalia y Alcalá Bikes. Complutense y amante de nuestra ciudad
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué...?, Estudiantes de Alcalá y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El amor imposible del Cardenal Mazarino

  1. Alvaro Garcia Arias dijo:

    Interesante e historico, Mazarino hombre de luces y sombras muy habil e inteligente, trato de enmendar su final al dejar sus bienes a Francia

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s