…hubo un atentado contra el alcalde de Alcalá?

Hoy os voy a hablar de algo que sucedió hace relativamente poco, hablando en términos históricos, y que quizás muchos de vosotros desconozcáis: el atentado con coche bomba contra el alcalde de Alcalá.

Corría el convulso año de 1982. Era plena Transición y España aún era poco más que un niño en cuestiones democráticas, y más cuando aún estaba transformándose todo el aparato político, simbólico y gubernamental para dejar atrás definitivamente a la dictadura franquista. Además, España iba a acoger su primer gran evento deportivo internacional, el Mundial de Fútbol, con Naranjito a la cabeza. Pero si algo caracteriza aquellos tiempos era el terrorismo. Y nuestra ciudad no era excepción.

Fue el 24 de febrero de 1982. A las 9:30 de la mañana el teléfono sonó tanto en la Comisaría como en la centralita del Ayuntamiento y una voz al otro lado anunció que un artefacto explosivo había sido colocado en el coche del alcalde, Carlos Valenzuela, y explotaría tres horas después. Este ya había recibido amenazas y varios avisos falsos de bomba durante su primer año de mandato al frente del consistorio, por lo que se dirigió hacia su vehículo, aparcado en la calle Madre de Dios, junto a dos agentes de policía. Tras una rápida inspección en la que llegaron a mover el coche unos metros, no vieron nada sospechoso y pensaron que era otra falsa alarma, marchando a pie hacia el ayuntamiento. Según contó el alcalde a los medios de comunicación, “no había llegado aún al consistorio cuando escuché una tremenda explosión“. No habían pasado ni cinco minutos de la inspección policial. Al volver al lugar, su Simca 1200 había volado. Eran poco más de las diez de la mañana y, en palabras del alcalde, podía haber sido una masacre por el comercio y centros escolares de la zona. Sin embargo, solo un transeúnte resulto herido leve si bien si hubo daños materiales de cierta importancia.

El artefacto estaba compuesto por dos kilos de Goma-2 y un detonador de relojería y había sido colocado entre una rueda delantera y el motor, lo que llevó a la policía a pensar en auténticos profesionales. El atentado fue reivindicado por un autodenominado “Comando 23-F”, si bien no llegó a haber detenidos ni responsables. El hecho de que anunciaran erróneamente la hora de explosión, hace pensar que su objetivo no era asustar, como con la bomba en un coche de policía pocos meses antes, sino asesinar. Carlos Valenzuela dejaría la alcaldía y la política antes de acabar la legislatura, tan solo un año después.

Fotografía del atentado, cortesía de Diego Ortega.

Fotografía del atentado, cortesía de Diego Ortega.

Anuncios

Acerca de José Antonio Perálvarez

Licenciado en Historia, Experto en Gestión de la Información, Docente ocasional y Guía Turístico de Cervantalia y Alcalá Bikes. Complutense y amante de nuestra ciudad
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué...? y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s