…la Princesa de Éboli se casó en Alcalá de Henares?

Doña Ana de Mendoza y de la Cerda era hija de los II Condes de Mélito, Diego Hurtado de Mendoza (nieto del Cardenal Mendoza) y de Catalina de Silva y Andrade, miembros de la alta nobleza castellana. ¿Cómo llegó a casarse con un portugués y ostentar un título italiano?

Debido a la amistad que les unía desde niños, Felipe II quiso emparentar a su Gentilhombre de Cámara, D. Ruy Gómez de Silva, con una familia importante de la nobleza castellana. Tras una propuesta fallida, el rey puso el ojo en la hija única de los Condes de Mélito, Ana de Mendoza. La propuesta llegó a los Condes a través de Juan de Silva, IV Conde de Cifuentes y tío de la futura princesa, siendo aceptada. Discurría el año 1552 y Ana de Mendoza contaba con apenas 12 años, por 36 de Ruy Gómez de Silva.

El 18 de abril de 1553, los Condes de Mélito se trasladan a Madrid a firmar las capitulaciones del compromiso, volviendo a su palacio de Alcalá de Henares para preparar el desposorio. Y fue aquí en su residencia de Alcalá, situada donde hoy está el Huerto de los Leones, donde se casaron Ruy Gómez de Silva y Ana de Mendoza, futuros Príncipes de Éboli. A la boda asistió el rey Felipe II, quien prometió a los ya esposos una renta de 6000 ducados anuales para fundar un mayorazgo (que sería el Ducado de Pastrana con el tiempo), mientras que los padres les traspasaron el título de “Condes de Mélito”. Fue boda sin desposamiento puesto que en las capitulaciones, ante la juventud de la aún niña, se decidió que se retrasara dos años, permaneciendo Ana con sus padres en Alcalá hasta aquel entonces.

Así que ya sabéis. Cuando vayáis al Huerto de los Leones, pensad que allí se casó y vivió una figura casi legendaria de la España del siglo XVI: la Princesa de Éboli.

"Ana de Mendoza", Anónimo, 1600?. Colección del Duque del Infantado

“Ana de Mendoza”, Anónimo (1600?). Colección del Duque del Infantado

Por cierto: Cuando se casó, ya llevaba su famoso parche en el ojo. En la obra Vida de la Princesa de Éboli de Gaspar Muro, quizás la mejor biografía de la princesa, nos cuenta que en la casa de los Duques de Pastrana, los sucesores de Ana, se contaba que se había dañado el ojo siendo niña tirando con un florete con un paje de la casa. Teniendo en cuenta de que en su niñez solo vivió en Cifuentes, donde nació, y en Alcalá, es probable que fuera en nuestra ciudad donde tomó otra parte de su personaje: su famoso parche en el ojo.

Anuncios

Acerca de José Antonio Perálvarez

Licenciado en Historia, Experto en Gestión de la Información, Docente ocasional y Guía Turístico de Cervantalia y Alcalá Bikes. Complutense y amante de nuestra ciudad
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué...? y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s